Radius: Off
Radius:
km Set radius for geolocation
Search

5 ideas de negocios de baja inversión que puedes comenzar en línea

5 ideas de negocios de baja inversión que puedes comenzar en línea

Comenzar un negocio puede parecer una meta lejana y difícil, pero la cantidad de tiempo, dinero y riesgo implicados dependen de la idea de negocio que se persiga. Contrariamente a la creencia popular, en realidad hay muchas formas de comenzar un negocio que le permiten concentrarse menos en la logística y los costos iniciales y más en comenzar.

Estas ideas de negocios en línea de baja inversión son un excelente punto de entrada para los principiantes, los pioneros de arranque o cualquier persona con una agenda ocupada, lo que le permite adquirir un negocio paralelo sin tener que abandonar todo lo demás.

Aún debe tener una idea sólida, crear una marca, dedicarse al marketing y brindar un excelente servicio al cliente. Pero puede omitir muchos costos de inicio tradicionales, como el inventario inicial, el almacenamiento y el espacio comercial.

Aquí hay 5 de estas ideas de negocios de baja inversión que puede comenzar hoy:

1. Asociarse con un dropshipper

Compre acciones, almacénelas, recójalas, empaque, envíelas. La gestión del inventario puede ser un gran compromiso cuando está ejecutando un negocio en línea. Dropshipping es un modelo de cumplimiento en el que un proveedor externo almacena y envía el inventario a los clientes en su nombre. Solo necesita realizar las ventas y pasar los pedidos a su proveedor; usted no necesita manejar los productos por sí mismo.

Puede seleccionar productos de uno o más proveedores en su propia tienda en línea bajo un tema que se centra en un nicho específico, como equipo para entusiastas del yoga o tazones de agua para dueños de perros. Cuando un cliente le compra un producto, el pedido se envía a su proveedor que lo realiza en su nombre. Sin embargo, usted sigue siendo responsable de su propio marketing y servicio al cliente.

Dropshipping es una forma de baja inversión para probar el ajuste del mercado de productos y lanzar un negocio antes de invertir en sus propios productos originales. Solo asegúrese de pedir siempre una muestra para comprobar que su proveedor sea confiable y que la calidad de los productos sea adecuada para vender a sus clientes.

2. Diseñar y vender camisetas a pedido

Otro modelo de envío directo, la impresión bajo demanda pone el inventario, el envío y el cumplimiento en manos de un proveedor externo. Pero a diferencia de la idea de dropshipping anterior, el enfoque aquí es personalizar estos productos con sus propios diseños para crear algo original.

Camisetas, gorras, fundas para teléfonos, sudaderas con capucha, faldas, bolsas de mano y más se convierten en lienzos para su creatividad. Puede idear consignas ingeniosas para desarrolladores o referencias que resuenen con los dueños de gatos: si hay pasión y orgullo dentro de una comunidad, hay un posible negocio de camisetas que puede comenzar.

Con muchos servicios de impresión bajo demanda, está pagando por producto, por lo que el precio base por unidad será más caro que si tuviera que realizar un pedido a granel. Pero la ventaja es que, si un determinado diseño de camiseta no se vende, aún no ha pagado el artículo.

3. Lanza tu propio libro

Un libro es solo otro tipo de producto cuando lo piensas. Y como tal, puede crear uno para atender una demanda particular en el mercado. Libros de cocina, libros de imágenes, cómics, libros de poesía, libros de fotos, mesas de café y novelas: si tiene el conocimiento o la creatividad, hay una variedad de libros originales que puede traer al mercado.

La publicación bajo demanda es una forma relativamente segura de probar las aguas y comenzar con la autoedición, mientras le da control sobre la calidad y el aspecto de su libro. Lulu Xpress y Blurb son plataformas populares para este propósito, que le permiten crear, ordenar y distribuir sus propios libros como productos digitales y físicos.

Si bien puede pedir un libro a la vez, los costos se reducen de manera natural cuando compra a granel. Puede considerar la venta anticipada o la financiación colectiva de su idea de libro para asegurarse de que exista una demanda y garantizar un cierto número de clientes para un pedido en bloque.

4. Crear productos o cursos digitales

Los productos digitales como música, cursos y plantillas son únicos en esta lista de ideas. A diferencia de los otros, no son productos tangibles. No hay que preocuparse por los costos recurrentes de fabricación o envío, por lo que sus márgenes pueden permanecer altos.

El truco está en descubrir qué hace un buen producto digital. ¿Qué es lo suficientemente útil que la gente está dispuesta a pagar para descargarlo? Las respuestas van desde ritmos instrumentales originales hasta fotos de archivo que se pueden licenciar a otros creadores, a productos de información y plantillas que ayudan a las personas a mejorar sus habilidades en un campo en particular.

Si tiene un talento que se puede convertir en un producto digital, puede pensar en empaquetarlo en un nuevo flujo de ingresos.

5. Vender carteles, tarjetas de felicitación y estampados a pedido

Si tiene una inclinación artística o sabe cómo moverse con una cámara, puede utilizar un modelo de negocio de impresión a pedido para que otros posean físicamente una parte de su trabajo. Solo asegúrese de tener los derechos sobre el contenido que desea imprimir, a menos que esté usando activos de dominio público que pueda monetizar libremente.

Si ya tienes seguidores en línea comprometidos, digamos que eres un dibujante o un fotógrafo urbano, estás en una posición especialmente buena para probar esta idea de negocio.

Dependiendo de la impresora con la que trabaje, puede convertir su trabajo en productos como carteles o arte de la pared enmarcada, incluso tarjetas de felicitación. Hay muchas plantillas digitales y generadores de maquetas como Place.it que puede utilizar para exhibir sus productos sin tener que imprimir cada elemento y realizar sus propias sesiones de fotos.